Entrevista a Alicia Sornosa – Gen Viajero

Alicia Sornosa, la primera mujer de habla hispana en dar la vuelta al mundo pilotando su moto, nos abre las puertas de su vida para conocerla un poco más.

Conociendo más y mejor a Alicia Sornosa

  • Alicia, acabas de volver de Sudáfrica, pero seguro que estás pensando en un nuevo reto. ¿Cuál crees que ha sido el reto más importante de tu vida?

Sin duda el reto más importante fue dar la vuelta al mundo. Casi ni me lo pensé, me pareció una gran oportunidad de hacer algo diferente, emocionante y que seguro me traería más vida a mi vida. Pero el reto más difícil para mi fue escribir mi novela “360 Grados” (Bandaaparte). Está basada en mi vuelta al mundo, me llevó más de dos años terminarla.

  • Alicia Sornosa, eres viajera, comunicadora, periodista y solidaria, ¿cómo consigues combinar todas estas “pasiones”?

Es muy fácil, siendo periodista estoy acostumbrada a comunicar. Viajera lo he sido siempre, llevo moviéndome desde que tengo 14 años y me saqué la licencia de ciclomotor para ver más allá del lugar donde veraneaba. Después conocí España con mi Seat Panda…Marruecos, Europa y viajes aún más lejanos hasta que llegó la moto.

retrato de Alicia Sornosa con casco

Ser solidaria es lo más sencillo: Pensé en contar algo más interesante que sólo mi experiencia, ayudar a llamar la atención sobre los más olvidados, o los más pequeños. Me he encontrado siempre con personas increíbles que me han ayudado y han compartido conmigo su tiempo, simplemente sigo su ejemplo. Además el colectivo de motoristas en uno de los más solidarios. Saber que eres tan frágil cuando vas en moto te hace ser más sensible a ciertos temas.

  • Hace unas semanas pudimos seguir, casi día a día (gracias a tu perfil de Instagram), una ruta por las Rías Baixas que, puedes estar segura, provocó ciertas dosis de envidia. ¿Cómo te decidiste a ofrecer este tipo de viajes en los que se combinan gastronomía, cultura y carretera? Suponemos que se crean unos vínculos muy distintos a los de un viaje al uso, ¿es así?

Viajar en moto es una de las experiencias más completas para conocer un lugar. Desde el manillar sientes la temperatura, la humedad, el olor de la tierra, del mar o de las flores. Eres permeable a lo que te rodea, se vive mucho más.  ¿A quién no le gusta comer bien, en lugares típicos, para aprender aún más de por donde pasa uno?. La comida es una parte muy importante de la cultura. En moto, cuando paras a hacer una foto eliges bien el encuadre, quieres que tu moto esté ahí, como testigo de esa arquitectura, esa montaña..te obligas a observar más.

Y creo que estos ingredientes son perfectos para conocer una región. A todos nos gustaría enseñar así nuestros lugares favoritos. Ofrecer esta experiencia a diferentes personalidades a través de una oficina de turismo, me pareció el plan perfecto para dar a conocer determinadas partes de nuestro país. Y la Diputación de Pontevedra y Turismo de Rias Baixas, tuvieron la misma visión que yo.

Actualmente trabajo diseñando y guiando viajes de autor en moto. Me resulta muy sencillo hacer esto con grupos reducidos, mimando todos los detalles. Es una parte de mi trabajo que se convierte en hobbie.

  • Actualmente ofreces viajes a Marruecos, India, Estados Unidos y Sudáfrica, lo que implica cambios radicales varias veces al año. ¿Qué es lo que más y lo que menos te gusta de ello?

Lo que menos me gusta es estar separada de mis amistades y familia. Lo que más me gusta es esa sensación de arrancar mi Ducati y saber que tengo semanas de vida por delante, que voy a descubrir más cosas, conocer gente nueva y vivir experiencias inolvidables… Se me hace un nudo en el estómago de la emoción; sea el viaje que sea, el tiempo que dure, en cualquier lugar. Me gusta cambiar de comida, no me molesta dormir cada día en una cama diferente, ver paisajes distintos…me gustan los cambios. Aunque dentro del viaje sigo una rutina.

Alicia Sornosa en un viaje en moto

  • “Viajar te deja sin habla y luego te convierte en narrador”, aseguras en tu sitio web aliciasornosa.com, porque has conseguido poder dedicarte de lleno a ello. ¿Alguna vez imaginaste que alcanzarías este éxito con tu proyecto?

La verdad que cuando en septiembre de 2011 salí de viaje, no me podía imaginar nada de esto. ¡Y creo que aún no he conseguido todo lo que deseo! Estoy en un momento muy bueno, tras seis años de trabajo duro, de escribir, ahorrar, organizar, ir de aquí para allá buscando apoyos y colaboradores. Por fin noto que invertir mi vida en esto va dando resultado. Mucha gente piensa que me dan montones de dinero para viajar por la cara, pero no es cierto, es un proceso de trabajo día a día, de renunciar a muchas cosas y a prender nuevas maneras de mantenerte.

Estoy muy contenta.

  • Precisamente, valorar el esfuerzo que cuesta conseguir sacar adelante un proyecto, te ha empujado a colaborar con otras personas que tratan de dar forma al suyo. En aliciasornosa.com permites a la gente que te haga llegar proyectos en los que puedas colaborar, con el fin de dar visibilidad a los olvidados. ¿Qué tiene que tener un proyecto para que decidas embarcarte en él? ¿Qué pueden esperar de ti como colaboradora los proyectos en los que te involucras?

Más que colaborar en proyectos, doy visibilidad a las organizaciones que hacen algo por los demás y pasan casi desapercibidas. Suelen ser ONGs, organizaciones, fundaciones que actúan en alguno de los países que visito. Me pongo en contacto con ellas (o ellas conmigo) y valoro si es factible estar conviviendo varios días, para poder transmitir lo que hacen allí. Entonces, las personas que siguen el viaje conocen en primera persona lo que hacen y deciden si quieren colaborar con sus donaciones. Para recaudar más fondos y que todo el mundo reciba algo, hay sorteos de material, noches de hotel, seguros, etc para los donores, material que ceden otras empresas que colaboran en el viaje. ¡Al final todos ganan! empresas, asociaciones y colaboradores. Es redondo.

En otras colaciones me llaman para colaborar como reclamo para realizar eventos solidarios, esto lo hago encantada si me lo permite mi agenda.

  • En la actualidad, trabajos como el tuyo permiten a mucha gente poder vivir decidiendo su propio horario y sin un lugar de trabajo estricto. Sin embargo, organizarse es clave sea cuál sea tu rutina. ¿Sigues alguna/s pauta/s para hacer tu jornada de trabajo más productiva?

Si, la rutina y el orden es esencial, sobretodo si quieres contar lo que sucede en un viaje. Una jornada de viaje me levanto muy pronto y aprovecho las dos primeras horas para poner en orden las fotos y videos, escribo en redes, contesto mails…después repaso la ruta del día, preparo la moto, desayuno muy bien y arranco. Por el camino paro, hago fotos y vídeos, hablo con la gente…me encanta parar en los caminos a comer alguna fruta o un zumo recién exprimido en cualquier puestecillo que me encuentre. No suelo parar a comer y estiro las piernas en las gasolineras o cada vez que me detengo. Viajo muy relajada y sin prisa.

Antes de que anochezca busco donde dormir, pregunto en varios sitios si es posible, o levanto la tienda de campaña. Ceno bien y pronto me ducho y me voy a dormir. Suelo estar agotada. Si no, leo un poco. Escribo. Para eso están fenomenal las gafas de luz azul, para escribir o mirar fotos en el portátil cuando estás cansada, se agradece. Cuando estoy varios días en un sitio hago lo mismo. Aunque si hay que pasar fronteras o hace muy mal tiempo, todo puede cambiar. “El plan es que no hay plan”

  • ¿Cuáles son los tres emojis que más utilizas?

😘😜😊

  • Si tuvieras que perderte en algún lugar para desconectar, ¿cuál sería? ¿Qué no podría faltar? ¿Y como elemento tecnológico: tablet, móvil… (con tus gafas de Luz Azul incluidas)?

¡Me gustan muchos sitios! Para quedarnos cerca, la casa de mis padres en Riaza, provincia de Segovia, a las faldas de la estación de esquí de la Pinilla. Estar con los perros y pasear, leer en el jardín y estar con mis amigas y hermanas me encanta. Si nos vamos más lejos, la playa del Kraal en Sudáfrica, en la Wild Coast (es que lo tengo fresquito). Es un lugar increíble desde el que se ve a los delfines pasar por delante.

Nunca falta ni mi móvil ni mi portátil, con eso podría vivir en cualquier parte. ¡Ah! Y como os he dicho antes mis gafas de Luz Azul, que hacen que mi vista esté mucho más descansada. Además, si las uso las pocas veces que circulo de noche, evitan mucho los reflejos y circulo más segura.

  • ¿Cuál ha sido tu último descubrimiento digital que valga la pena?

Un estabilizador para el móvil que me permite hacer grabaciones alucinantes, además de llevarme un dron para los viajes. ¡Cada vez son más pequeños y tienen mejor calidad!