¿Cómo usar gafas para presbicia y no parecer viejoven?

Vale. Has llegado a los 45 años y sientes que tu vista no es una buena acompañante ya. Esto nos ha pasado a todos. La fatiga visual es esa presencia que vas notando aparecer en tu vida hasta que, de repente, tu distancia de lectura se vuelve inverosímil y consideras que necesitas gafas para presbicia, Algo ha pasado: una línea y tu vista está tan cansada como tú cuando llega el fin de semana, ¿verdad?

Aceptémoslo y pongamos remedio. Pero un remedio con estilo, calidad y buen precio. No te dejes de lado por cumplir años, haz el favor. Olvídate de ir a la tienda de “aquí todo vale” que tienes en el barrio y céntrate en elegir modelos de marcas que se dediquen profesionalmente a esto de cuidar la vista.

¿Qué tener en cuenta en unas gafas para presbicia?

La lente

Las gafas con lentes tienen esta particularidad, sobre todo, si se trata de suplir un defecto visual y no seguir mermando nuestra salud. Su calidad es la clave para que consigas ver bien cuando decides lanzarte a unas gafas para presbicia. Una buena lente ocupacional debe permitirnos dedicar todo el tiempo necesario a realizar las tareas que necesitemos, tanto si trabajamos con ordenador como si la lectura es una pasión irrenunciable, o para ver un rato de tele sin tener que imaginar el relleno de los contornos… Si la lente es de calidad, valdrá la pena haber dedicado un rato a buscar por Internet unas buenas gafas para presbicia como las de Colonvo.

La montura

El material y diseño de la montura son claves para la comodidad de unas gafas para presbicia, de sol, lectura… Si tu montura no es buena, acaba por molestar, clavarse en la nariz, atormentar a tus orejas… así que, por muy modernas o baratas que sean, pueden resultar caras si no las usas porque es más cómoda tu vista cansada que su remedio. El acetato es un material natural que utilizan algunas marcas ópticas (no todas, que no te vendan gato por liebre), para evitar las molestias que el plástico te ocasiona a ti, y de paso, al planeta.

El diseño

Cubiertos ya los elementos básicos de higiene visual y calidad de materiales, toca prestar atención a la parte estética de nuestra elección. No sería la primera vez que, por conformarte con lo que te ofrece el bazar o la farmacia, acabas comprando unas gafas que, después de unos días de intentona, acabas por dejar de usar porque no encajan contigo.

El diseño es una parte esencial del producto óptico. Preferencias, estilo y fisionomía. Hay que tener en cuenta estos factores para tratar de elegir el modelo que mejor cuadra con nuestro rostro y nuestra necesidad. Seguro que tú te conoces bien y sabes qué es lo que más te favorece. Sin embargo, cuanto más diferenciados y sencillos sean los modelos que elijas, más fácil será que aciertes. Por eso, Colonvo te lo pone fácil con clásicos renovados, modelos polifuncionales y diseños marcados. Además, te ofrece colores de moda, pero elegantes y polivalentes. Si buscas algo del estilo de Paco Clavel, lo sentimos. Ésta no es tu web.

mesa de oficina con ordeandor

Consejos de estilo para tus gafas para presbicia

Llegados a este punto, si vas necesitas comprar unas gafas para presbicia, toma nota de algunos breves consejos de estilo:

  • si eres una mujer atrevida y elegante, no dejes de elegir unas gafas para presbicia Psycho Lina. Están causando furor y lo cierto es que no nos extraña.
  • si quieres algo elegante, en versión unisex, las Brown Sugar son el clásico atemporal que marca la diferencia.
  • si prefieres dejarte guiar por tu propio instinto echa un vistazo y enseguida encontrarás tu modelo. Y si eres muy coqueto/a, date el capricho y elige un par de modelos distintos para poder usar unas gafas para presbicia diferentes cada día y elegir la actitud con la que quieres vestir tu vista.

Además, estás de suerte porque te ofrecemos soluciones que te permiten combinar tu vida y la vida de las personas a las que más quieres: junior, sol, luz azul… con tratamientos antirreflejantes e hidrófobos (siempre están limpias). Es momento de incorporar la sencillez a nuestro estilo de vida y facilitarnos la tarea de encontrar lo que mejor se adapta a nosotro/as.

gafas de lectura Angie reader 03Eso sí, no nos dejemos engañar. Las personas que necesitan gafas (que por cierto, somos la mayoría de la especie humana) no deben caer en la solución rápida. La vista no conoce atajos y, en demasiadas ocasiones, compramos algo que no termina de encajar con nuestras necesidades visuales por simple desconocimiento. Incluso si la presbicia ya es parte de tu maletín laboral (o vital, porque no hace falta trabajar delante de un PC para sufrirla), la calidad debe seguir siendo un básico en la elección de tus gafas para presbici. Las gafas premontadas nos ayudan a combinar la confortabilidad y la adaptabilidad, con las exigencias estéticas. ¿Por qué quitarnos las gafas si no vemos bien? No te avergüences de tus monturas y decídete por marcas que te ofrecen la garantía visual y la comodidad estética que necesitas .

Di hola a Colonvo, amígate con las distancias intermedias y dale la vuelta a tus síntomas de presbicia con unas lentes monofocales que te permitan seguir con el ritmo de siempre (o al menos, decidir si quieres hacerlo) y aumentar tu campo de visión sin tener que pagar entrada de cine… Tu vista cansada será sólo una excusa cuando veas los nuevos modelos de temporada con los que podrás combinar tu actitud de nuevo viejoven. Salgamos a la calle, sí… pero sin “olvidarnos” las gafas en casa.