Qué es y cómo evitar el síndrome visión de ordenador

Hoy en día raro es el puesto de trabajo en el que no tienes que estar delante de un ordenador. Trabajar con el ordenador muchas horas puede derivar en el síndrome visión de ordenador: tensión ocular, fatiga, dolor de cabeza o visión borrosa son algunos de los síntomas de este síndrome.

Los problemas de visión son unas de las quejas de salud más frecuentes entre las personas que tienen que trabajar con ordenador. Hoy queremos ayudarte a que el síndrome de visión de ordenador no afecte a tu salud y tampoco a tu productividad en el trabajo.

Cuando hablamos de trabajar de manera segura siempre pensamos en llevar casco 😉  pero, también hay que seguir unas pautas para trabajar de manera segura frente al ordenador:

Aprende y aplica la regla del 20/20/20.

Si trabajas con ordenador debes parar cada 20 minutos durante 20 segundos y enfocar la vista en algo que esté a 20 pies (a 6 metros para nosotros). Ups, pues para nosotros será la regla 20/20/6.

Síndrome visión de ordenador: gafas para pantallas

Lo bueno de estas gafas es que, si no necesitas gafas graduadas de normal puedes usar estas gafas con las lentes especiales sin graduación; y si normalmente usas graduación, puedes graduártelas. ¡Ah! y si usas lentillas puedes comprarte también unas sin graduación y listo ¡Aquí hay para todos los públicos! Todo por evitar problemas mayores como síndrome visión de ordenador.

Pero.. ¿qué son las gafas para pantallas? parece algo de la NASA, pero en realidad es algo más terrenal. Las gafas blue screen protegen tu vista de los rayos de luz azul que emiten las pantallas digitales: ordenador, smartphone, tablet, televisión… incluso la luz LED.

NOTA: Sabemos que estamos hablando de la seguridad en el trabajo, pero como el siguiente consejo es descansar, queremos recordaros que este tipo de gafas para pantallas también son importantes para cuando juegues con la tablet, la Play Station… ¡Qué sabemos que lo hacen hasta los políticos!

Descansa más a menudo para evitar problemas

En vez de realizar un descanso “largo” como solemos hacer a lo largo de la jornada, es mejor que te tomes descansos más frecuentes y cortos. Levántate, camina y estírate cada hora durante unos minutos. Debes tener siempre presente que debes:

Parpadear

Al trabajar delante del ordenador muchas veces parpadeamos menos sin darnos cuenta.  El parpadeo es menos frecuente por el nivel de concentración que tenemos. Esto lleva a irritación y al parpadear evitamos la sequedad en los ojos, así que no debemos olvidar hacerlo.

NOTA: Aprovecha y parpadea un poco ahora 😉

Colocar y configurar el monitor correctamente

La mejor posición para ver la pantalla del ordenador es a unos 60 centímetros de distancia, y unos 12 centímetros por debajo del nivel de los ojos respecto al centro de la pantalla. ¡Por favor, todos a medir a cuanta distancia estamos de la pantalla! He de reconocer que muchos de nosotros la teníamos mal…

Otro aspecto a tener en cuenta es la configuración de la pantalla. Ajustar el brillo y el contraste te evitará forzar la vista o recibir una luz excesiva.

El tamaño del texto también puede ayudarte a no forzar la vista, así que debes escoger un tamaño que no te haga forzar la vista en exceso. Lo mejor es elegir un fondo claro con letra oscura y adaptar el brillo a la iluminación exterior.

Ajustar la silla a tu altura

Estar sentado correctamente también contribuye a evitar que los ojos se cansen demasiado. Los pies deben llegarte al suelo planos, así que la altura debe estar bien regulada, y debes poder apoyar los brazos mientras escribes.

Visitar a un profesional

Realizar una exploración ocular periódica es imprescindible si trabajas con ordenador. Visita a tu especialista y cuéntale que trabajas con el ordenador para que lo tenga en cuenta en tu exploración ocular.
Seguro que se pueden añadir más puntos a la lista pero estos son los obligatorios… si quieres compartir alguno más ¡haznos saber! Somos todo oídos y ojos.